viernes, 1 de julio de 2016

CRONOSESCALADA SAN ANTONIO

Primera competición de la temporada, en realidad la segunda, ya que la primera fue el Triatlón de Bermeo, pero tras una natación bastante buena, un corte de digestión me sacudió nada más empezar el sector bici, haciéndome vomitar todo lo que llevaba dentro y quedándome vacío, por lo que cuando acabé este sector decidí no salir a correr.

Vamos a lo que nos atañe, cronoescalada de 700 metros en San Antonio el 16 de junio, cerquita de casa, ideal para ir en bici e ir calentando. Pero no, hace un tiempo horrible, lluvia y más lluvia, así que tras meditarlo durante un gran rato, al final Txerra y yo decidimos cargar las bicis en el coche y acercarnos a dicha localidad. Nos inscribimos y me toca salir el último, y no porque sea favorito, sino por haber sido el que más tarde se ha inscrito.

Decido ver el terreno en el que jugaremos. Una cuesta de pendiente constante para finalizar en un rampón en el que los chepazos serán constantes. Antes de empezar quito presión a las ruedas porque al estar el asfalto mojado es fácil que resbalen.


Pues nada, me dan la salida y no hago como algunos valientes que salen en plato, déjate, no vaya a ser que luego me quede clavado en la última rampa y el ridículo sea mayúsculo. Así que voy suave suave...tan suave que uno me pregunta a ver si estoy calentando. Total, que llego a meta y se me ha hecho corto, llegando relativamente entero, no se puede ser tan cagón y amarrategi. Así aprendemos.
Total, que buen ambiente, foto de grupo y regalos para todos. Hicimos bien en ir.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada