martes, 26 de marzo de 2019

SAN SILVESTRE de Galdakao

31 de diciembre de 2018

Siempre gusta despedir el año saliendo a potear con los amigos. Y si éso se hace después de haber hecho deporte, pues mejor aún.
Así que este último día del año de 2018 bajé de casa para participar en la decana de las san silvestres, la de Galdakao.

Guti y yo vamos al ritmo que nos pone Iban, 4:20, que aunque son solo cuatro kilómetros los excesos de estas navidades se van notando y nos cuesta seguirle (encima el muy cabr.. destila un ligero aroma a alcohol).

Se acaba y todo jolgorio, potes, cena, uvas, copas, campanadas,...


miércoles, 13 de marzo de 2019

10 km BASAURI

23 de diciembre de 2018

Íbamos ya cerrando el año tanto a nivel deportivo como personal, y que mejor manera de hacerlo que corriendo en el pueblo. Había tres recorridos, 5km, 10 km y media maratón, que a su vez era campeonato de Euskadi.
Asti y yo nos inscribimos a la de 10 km. Día soleado y caluroso, ideal para ir en corto a pesar de ser finales de diciembre.
Poco que contar con respecto a la carrera, que era más bien llana y que mi idea era ir disfrutando y relajado (ya habrá tiempo de apretar tuercas). Así pues, desde el principio con Asti a un ritmo muuuuy llevadorero (5 min/km).

Venga, y después al parque

jueves, 14 de febrero de 2019

Bilboko HERRI KROSA

18 de noviembre de 2018.

Mucho tiempo sin ponerme un dorsal, la verdad. Volvemos a la carga con mi primera participación en la Herri krosa de Bilbao, que consta de un bonito recorrido de 10 km atravesando las principales arterias de la capital.

Mi estado físico es el peor en mucho tiempo, por lo que el objetivo es disfrutar, sin calentones, sin sufrir nada en absoluto. Dicho y hecho, me sale una media de 5 minutos el kilómetro. Es lo que quería, así que a partir de ahora a seguir mejorando.

Contento porque mientras corría me he reencontrado con antiguos compañeros de remo y de estudios y hemos podido disfrutar poniéndonos al día mediante breves charlas amenas mientras corríamos.

miércoles, 30 de enero de 2019

TRAVESÍA A NADO Costa Nigrán

8 de julio de 2018

Hace meses ya desde que pasamos en Galicia todo el mes de julio. Las intenciones deportivas eran magníficas, ya que 30 días dan para mucho. Es por ello que me inscribí a la travesía a nado que voy a resumir hoy, a un triatlón y tenía fichadas otra tres carreras a pie.
Pero la realidad es que solo hice esta travesía, y porque era mi séptimo día de estancia en las Rias Baixas, ya que por aquel entonces el albariño, ribeiro, el marisco, el chiringuito de la playa y el pescado fresco del día a la brasa ya se habían apoderado de mi sin dejar rastro de las ganas de hacer deporte. Así que esta competición de nado y gracias.

Llegamos con el tiempo justo para no variar, aparcamos cerca de la salida. Pero los gorros se retiran donde Cristo perdió la sandalia, pues nada, calentamiento de un par de kilómetros de carrera contínua para darme cuenta de que empiezo a oxidarme, pues son dos semanas las que llevo sin entrenar nada.

Otro contratiempo, no encuentro el neopreno! Ni en el coche, ni en los bártulos de la playa...expediente x. Resulta que lo habían pillado unas chicas, acompañantes de los deportistas que me habían indicado donde se recogían los gorros. Expediente resuelto.

Sin perder tiempo voy hacia la línea de salida para afrontar los casi mil metros que nos separan de la meta. 80 metros mar adentro para después girar 90 grados a la derecha e ir perpendicular a las boyas. Comienzo bien, llegando a ponerme en segundo lugar por unos instantes. Pero los 800 metros en paralelo a la playa se me hacen interminables, nadando mal, a disgusto, agobiado, llegando incluso a pararme un par de veces. Un desastre, vamos.

Cruzo la meta en quinta posición de mi categoría, aunque sin duda pocos días he nadado tan mal. No pasa nada, ahora toca seguir disfrutando de esta gran tierra, Galicia calidade.

lunes, 25 de junio de 2018

TRAVESÍA de la Benedicta

Un nuevo año, y ya es el tercero, acudo a Sestao a nadar en la dársena. No es nada glamouroso, lo sé, pero me gusta nadar en este lugar.
Con muchas ganas de nadar voy, de hecho la idea inicial era hacer primero la popular de 400 metros y después la larga de 2600 metros.

Pero el agua está muy fría y no he traído el neopreno, por lo que me conformaré solo con la corta. Además, se han venido Maitane, Izaro y Lide y tenemos intención de una vez haber acabado ir al Puente Colgante, pasar a la otra orilla en el "gasolino", etc, por lo que tampoco es plan de hacerlas esperar demasiado.

Me meto al agua y la primera impresión es que está helada. Trato de nadar pero al meter la cabeza dentro me quedo sin respiración. Aún así, me quedo en el agua para que el cuerpo se vaya acostumbrando.

Dan la salida y a tope hasta la boya, donde hay que girar y volver a tope otra vez hasta la rampa. Van pasando las brazadas, el cuerpo va entrando en calor y el agua deja de estar congelada.
Finalizando

Me ganan algunos chavales del club, pero aún así me dicen que llego el segundo de mi categoría, por lo que el plan de turista lo tenemos que hacer en dos horas pues hay que volver a la entrega de premios y así recoger con Izaro y Lide el trofeo. Lo importante es que mejoro 47 segundos respecto al año pasado, lo cual es mucha mejora teniendo en cuenta que solo eran 400 metros (5 minutos y 56 segundos en total)
Aita feliz con sus niñas...


Como siempre, travesía muy bien organizada en la que cuidan mucho y bien al nadador. Elegante avituallamiento, camiseta de regalo, etc, y gratis encima. Eskerrik asko al Club Natación y Waterpolo Sestao!!

jueves, 21 de junio de 2018

CROSS Solidario de San Miguel

9 de junio de 2018
Después de participar el año pasado, sinceramente, había que volver. Porque el dinero recaudado va para una buena causa (este año para la Fundación Sindrome de Down), porque es cerca de casa, porque también hay para txikis (aupa Izaro!) a los cuales les dan regalos, porque está muy bien organizado, etc.
Con Andoni , Garro y Adur
 Con, para variar, buen tiempo y calor nos ponemos en marcha. Recorrido de siempre, 4 vueltas hasta recorrer los 6 kilómetros correspondientes, salpicado cada giro por un par de cuestas que endurecen bastante la carrera.

Las dos primeras vueltas con ritmo constante y muy a gusto, tercera en un grupito que me van llevando con el gancho. En la cuarta y última me quedo algo rezagado, en gran parte porque meto el pie en un bache y me tuerzo el tobillo, pero llegando contento a los últimos metros para recorrerlos con Izaro. Mejora notable, 27:11,  un minuto y medio respecto a 2017, que en 6 kilómetros es bastante.
Llegando

Intentando recuperar el aliento, txapeldunak!!

lunes, 18 de junio de 2018

Usansoloko LASTERKETA HERRIKOIA

3 de junio de 2018

De nuevo en Usánsolo, y de nuevo bien organizado por U113 Triatloi Taldea. 7 km llanos y 5 euros de inscripción que incluía camiseta, buen avituallamiento y paella, todo un lujo. Encima sol y calor, perfecto!

Primero había la carrera de txikis, la cual hizo Izaro con Maitane. Todavía no ha hecho los tres años, pero ahí que se metió los 500 metros corriendo, viene fuerte Izaro!! Mientras, Lide dormía mientras dábamos un paseo jeje.
En la de los mayores estuvimos presentes Shai, Kerman, Dan y yo. Kerman por delante de mucho a muchísimo, top 12. Shai, sufriendo como una jabata con el calor. Y Dan conmigo, y mira que le dije que corriera como él sabe, tenía puesto asegurado entre los ocho primeros fijo.


 Como decía al principio, recorrido llano, aunque siempre tendía un poco hacia arriba o hacia abajo. Mucha gente animando, y al ser tres vueltas veíamos unas cuantas veces a nuestros familiares. Primera vuelta muy rápida, en la segunda ya olisqueaba lo que iba a pasar y no fallé, me arrastré como un límaco en la tercera. Los 7 km a 4:27, no da para más el motor ahora mismo. Aún así, contento.



miércoles, 13 de junio de 2018

CRONOESCALADA a Arteta

12 de mayo de 2018

Sábado por la tarde, amenaza lluvia pero al final nos salvamos de mojarnos. Primera edición de una prueba corta, dura y explosiva la que organizaron los amigos de Usansolo Triatloi Taldea en el marco de las fiestas del pueblo. Pillo la bici después de comer y en cinco minutos me planto en la línea de salida y me inscribo.

Agradecerles que me pusieran de los primeros en salir, séptimo concrétamente, pues andaba con prisa y estaba un poco pillado de tiempo.

Salida de uno en uno cada dos minutos para completar lo siguiente:
1,5 km
144 metros de desnivel
Pendiente media de 9,56%

Al de 60 metros ya empieza la subida, sin descanso y salpicada de tramos bastante duros. Lo bueno que los ánimos de toda la gente que está repartida por toda la ascensión hacen que todo parezca más llevadero. Mentira, sigue siendo igual de agónico. A mitad de cuesta, en un pequeño "descansillo" (entiéndase la ironía) veo Iban, compañero de equipo, que me empuja unos metrillos mientras me graba. El tema es que para cuando llegué allí el corazón ya se me había salido por la boca y yacía plácidamente en un lado de la cuneta.

Doblo al que salió antes que yo, arreón final y llegada a la altura de la ermita (por 30 segundos no me doblan a mi también, todo hay que decirlo). Para repetir, sobre todo si vas acompañado. El pique puede ser legendario.